El programa espacial Soyuz

El programa espacial SoyuzRIA-Novosti / Oleg Urúsov

La carrera espacial durante la Guerra Fría contribuyó al desarrollo de la ciencia y de la técnica en la URSS y en general la velocidad a la que se desarrolló la industria espacial en ese período de competencia entre la URSS y EE. UU. fue enorme. Fue una apasionante época de la astronáutica en la que las dos superpotencias de aquellos tiempos midieron sus fuerzas.

Planteamiento y primeros vuelos sin tripulación

Primeros vuelos tripulados y acoplamientos en el espacio

Hacia la creación de una estación espacial de larga explotación

Soyuz + Apollo

Últimos viajes

Desde el inicio de la década de 1960 hasta la segunda mitad de la de 1980 la URSS elaboró y puso en servicio tres tipos de las naves espaciales, Vostok, Vosjod y Soyuz, e hizo pruebas en modo automático de la nave de multiuso Burán.

A mediados de los años 60 la URSS creó la nave espacial Soyuz (“Unión”), el equivalente soviético del Apollo estadounidense. Con ayuda de este único aparato cósmico, los cosmonautas soviéticos perfeccionaron los procesos de navegación autónoma, el mando, la maniobrabilidad, el acercamiento y acoplamiento.

“La tecnología es un bien escaso en la URSS. [...] Muchas misiones soviéticas se han visto acosadas por los problemas técnicos. [...] No obstante, pese a los condicionamientos impuestos por la actual situación económica, los soviéticos han sabido hacer frente a los problemas que plantea la ingeniería espacial y puede servirles de consuelo que la carrera finalmente no la ganó la liebre, sino la tortuga.”, escribió Nicholas Booth en su libro El espacio: los próximos 100 años. En realidad, duramente criticada durante muchos años, la “tortuga” Soyuz al final adelantó a todas las “liebres” que se le cruzaron en el camino, pues su diseño fue su mejor baza.

Los trabajos de creación de la nave espacial Soyuz empezaron en 1962 y los lanzamientos de las modificaciones no tripuladas comenzaron en 1966. El diseñador general del proyecto fue Serguéi Koroliov.

Planteamiento y primeros vuelos sin tripulación

En 1962 se comenzó a proyectar el complejo de cohetes espaciales Soyuz para efectuar el vuelo alrededor de la Luna. Koroliov ideó el Complejo 7K-9K-11K compuesto por tres tipos de cohete. La nave 7K con dos cosmonautas a bordo estaba destinada a realizar los acoplamientos con el cohete 9K, emprender misiones tripuladas de circunnavegación lunar como parte del complejo 7K-9K y facilitar el regreso de los cosmonautas a la Tierra en la cápsula espacial. El cohete 9K estaba compuesto de un bloque de cohetes, con un motor que aseguraba la transportación del complejo 7K-9K a la trayectoria del vuelo de circunnavegación lunar y su regreso a la Tierra.

La nave 11K al entrar en la órbita debía acoplarse al misil 9K, abastecerlo de combustible y después desacoplarse.

El primero en alcanzar la órbita había de ser el cohete 9K sin combustible, que debería proporcionar el impulso para mandar la 7K hasta la Luna. Después, sucesivamente, 4 cohetes 11K, con un total de 22 toneladas del combustible, y solo después debía lanzarse la nave 7K con dos cosmonautas. Para finalizar el complejo lunar 7K-9K se requerían en total 6 lanzamientos.
El 24 de diciembre de 1962 Serguéi Koroliov firmó el primer proyecto de diseño del complejo 7K-9K-11K, y el 7 de marzo de 1963, el diseño de la nave espacial 7K. El 10 de mayo de 1963 la Oficina de Diseños Experimentales daba el visto bueno al proyecto.

A finales de 1964 Serguéi Koroliov tomó la decisión de usar la 7K para el perfeccionamiento del sistema de acoplamiento de los cohetes en la órbita terrestre y el paso de los cosmonautas de una nave a otra a través del espacio abierto.

La Soyuz 7K-OK era un tipo de cápsula espacial soviética tripulada y llegó a convertirse en la primera nave en realizar un acoplamiento automatizado. Podía acomodar a tres tripulantes y tenía 2,16 m de largo y 2,2 m de diámetro. La órbita típica de la nave sería una órbita circular de 205 km de altura y 51,68 grados de inclinación orbital. El sistema de acoplamiento incluía el sistema de acoplamiento automático avanzado denominado Iglá ("Aguja") y dos tipos de aparatos de acoplamiento: clavija (activo) y cono (pasivo). Por esta razón las naves se dividían en activas 7K-OK, a las que se designaba con números pares, y pasivas 7K-OK, con números impares.   

El 28 de noviembre de 1966 fue lanzado el primer cohete Soyuz 7K-ОK(А) número 2. Para el día siguiente estaba planeado el lanzamiento del 7K-ОK(P) número 1 pero el cohete activo después de entrar en órbita consumió el combustible de dos motores. De este modo el acoplamiento se hizo imposible, por eso se canceló la salida de la nave pasiva. El 7K-ОK número 2 emprendió el aterrizaje anticipado pero nunca regresó a la Tierra: un error de cálculo en la trayectoria de aterrizaje provocó la “explosión de emergencia” sobre el océano Pacífico.

Más tarde se decidió lanzar la nave número 1 en vuelo individual de prueba. Sin embargo, el despegue del 14 de diciembre de 1966 tampoco llegó a efectuarse. En el momento de accionamiento de los motores se produjo la desconexión de emergencia y 27 minutos después se activó el sistema del salvamento de emergencia, que desacopló automáticamente la sección con la cápsula de descenso. Al poco tiempo explosionó el sistema de lanzamiento desechable, lo que provocó una muerte.

Primeros vuelos tripulados y acoplamientos en el espacio

Con una tragedia terminó también el primer lanzamiento de la Soyuz-1, pilotada por el cosmonauta Vladímir Komarov, realizado el 23 de abril de 1967. El 24 de abril debía realizarse el lanzamiento de la Soyuz-2 7K-ОK(P) número 5 con los cosmonautas Bykovski, Jrúnov y Eliséyev. Cuando ya estaban listos todos los preparativos para efectuar el segundo lanzamiento, se supo que la Soyuz-1, que llevaba ya un día de vuelo, había sufrido problemas técnicos. Ante la imposibilidad de que la Soyuz-1cumpliera su misión, se optó por hacer regresar a Komarov a tierra. Pero los paracaídas fallaron y la cápsula se estrelló contra el suelo, causando la muerte del cosmonauta. La muerte de Komarov fue un duro golpe para el programa espacial y para toda la URSS.

A pesar de un inicio tan desolador, el proyecto Soyuz abriría las puertas del espacio a la URSS y posteriormente a Rusia. El 25 de octubre de 1968 comenzó el vuelo no tripulado de la Soyuz-2, y el 26 de octubre, la Soyuz-3, dirigido por Beregovói. Por desgracia el cosmonauta no consiguió acoplar las naves. La siguiente pareja de cohetes, Soyuz-4 y Soyuz-5, fue acoplada el 16 de enero de 1969 por Shatálov. Al mismo tiempo Jrúnov y Eliséyev pasaron por el espacio abierto de una nave espacial a otra.

En octubre de 1969 se realizó un vuelo conjunto de tres naves: Soyuz-6, Soyuz-7 y Soyuz-8. Se preveía el acoplamiento de la Soyuz-8 y Soyuz-7 pero fracasó por un fallo del sistema de defensa antiaéreo portátil Iglá en la Soyuz-8.

De 1966 a 1970 se lanzaron 16 naves Soyuz 7K-ОK (8 no tripulados y 8 tripulados) y 1 cohete no tripulado (número 1) no fue llevado a la órbita por un accidente en el vehículo de lanzamiento desechable al inicio del despegue.

Hacia la creación de una estación espacial de larga explotación

En la segunda mitad de 1969 empezaron los trabajos para la creación de una estación espacial de larga explotación. Surgió la necesidad de crear una nave de transporte que llevara el material a la estación y se tomó la decisión de crearla a base de la Soyuz 7K-ОK. Esta variante de Soyuz recibió el nombre de 7K-Т (de transporte). La 7K-Т se diferenciaba del modelo 7K-ОK ante todo por la presencia de un nuevo aparato de acoplamiento con una escotilla que permitía a los cosmonautas embarcar en la estación espacial sin salir al espacio abierto. La nave 7K-Т, al igual que la 7K-ОK, estaba diseñada para albergar una tripulación de tres cosmonautas sin escafandra. La duración de vuelo autónomo sería de alrededor de tres días, y hasta de 60 en caso de que la nave permaneciera acoplada a la estación espacial.

El 19 de abril de 1971 entró en órbita la primera estación espacial de larga explotación del mundo, la DOC-1, llamada inicialmente “Zariá” y más tarde “Saliut”.

El 23 de abril de 1971 se envió a la estación la nave Soyuz-10 con la primera expedición que debería trabajar en la estación durante 22-24 días. La Soyuz-10 se acopló con Saliut, pero debido a unos daños sufridos en la nave durante este proceso, los cosmonautas no lograron pasar a bordo de la estación espacial y se vieron obligarlos a regresar a la Tierra.

El 7 de mayo de 1971, tras el vuelo de la Soyuz-10 la Comisión Estatal decidió realizar dos expediciones a la estación espacial de larga explotación. El 6 de junio de 1971 despegó con éxito la nave Soyuz 11, que llevó la primera tripulación a la estación y regresó a tierra el día 29 de ese mismo mes, batiendo además un nuevo record de permanencia en el espacio. Sin embargo, la tripulación, compuesta por Vladislav Vólkov, Gueorgui Dobrobolski y Víktor Patsayev, murió en su regreso a la Tierra. La causa del accidente fue un escape de aire en la cápsula, lo que produjo la muerte de los cosmonautas por asfixia dado que carecían de trajes espaciales.

Los resultados de la investigación de la Comisión Gubernamental de la Emergencia sobre la catástrofe llevaron a la adopción de medidas orientadas al aumento del nivel de la seguridad. En particular, para garantizar la seguridad de los cosmonautas durante las operaciones, se decidió usar el traje espacial modificado Sókol, que tenía un sistema especial de protección en caso de descompresión.

De hecho estas novedades llevaron a la creación de una nave modificada: la 7K-Т.

El 18 de diciembre de 1973 fue lanzada la nave Soyuz-13 (7K-T), que portaba en el módulo orbital el observatorio espacial Orión 2. El lanzamiento se efectuó desde la base espacial de Baikonur con dos cosmonautas a bordo, Klimuk y Lébedev. Durante la misión los cosmonautas realizaron diferentes observaciones astrofísicas y se tomaron fotografías de áreas específicas de la superficie terrestre en el espectro ultravioleta. También continuaron las pruebas de los sistemas de la nave. La Soyuz 13 regresó el 26 de diciembre, en medio de una tormenta de nieve.

Soyuz + Apollo

El 8 de diciembre de 1974 despegó la nave Soyuz 16, una misión de pruebas de la nave Soyuz 7K-TM , con dos cosmonautas a bordo, Filípchenko y Rukavíshnikov. El lanzamiento fue realizado en el marco del programa conjunto con EE. UU. Soyuz-Apollo y la misión de la Soyuz-16 consistió en probar la nave modificada y sus sistemas para asegurar que podría llevar a cabo el acoplamiento con el Apollo sin problemas. Todas las pruebas llevadas a cabo terminaron con éxito y la nave regresó a la Tierra el 8 de diciembre de 1974.

El 15 de julio de 1975 se realizó el lanzamiento de la Soyuz-19 con los cosmonautas Leónov y Kubásov a bordo. El vuelo fue realizado en el marco del programa internacional espacial Soyuz-Apollo. Durante el vuelo se hicieron dos acoplamientos con la nave estadounidense Apollo y fueron realizados cinco experimentos técnicos.

Últimos viajes

La Soyuz-20 fue lanzada el 17 de noviembre de 1975 sin tripulación y con una carga biológica consistente en varios animales. El objetivo del lanzamiento era comprobar el comportamiento de la nave en misiones de larga duración y en diferentes condiciones de vuelo. La nave fue recuperada con éxito el 16 de febrero de 1976.

El 15 de septiembre de 1976 despegó la nave Soyuz-22 con los cosmonautas Bykovski y Axiónov a bordo. Su objetivo era realizar un estudio sobre los recursos terrestres mediante la cámara alemana MF6 llevada específicamente para esta misión. La nave regresó el 23 de septiembre de 1976.

Rambler's Top100