Hockey

HockeyRIA Novosti / Vitali Beloúsov

Orígenes

El hockey apareció en Rusia a principios del siglo XX cuando un pequeño grupo de amigos decidieron jugar al hockey “canadiense”, precisamente al hockey sobre hielo, en vez de al “hockey ruso” o “con pelota” bien conocido por todos (también llamado “bandy”).

En 1911 Rusia entró en la Liga Internacional de Hockey sobre Hielo. Sin embrago, la Unión del Hockey de Rusia abandonó la organización por la poca popularidad de la que gozaba este deporte en el país y luego desapareció. El hockey con pelota era mucho más popular en el país en aquel entonces, tanto entre hombres como entre mujeres.

Después de la Revolución de 1917 la situación no cambió radicalmente. Al hockey sobre hielo jugaban prácticamente solo alumnos de institutos de educación física que estudiaban este deporte en el marco de su plan académico. Al mismo tiempo, el hockey con pelota se consideraba un deporte primitivo (comparado con el hockey sobre hielo) y, además, peligroso para la salud.

Pero poco a poco el hockey sobre hielo fue conquistando la atención del público. En Rusia, el hockey canadiense adquirió del fútbol un gusto por los pases y una predilección por complicadas combinaciones; y del hockey con pelota, altas velocidades y un dominio virtuoso de los patines.

Losprimerosjuegosinternacionales

Un impulso significativo al desarrollo del hockey en la URSS lo dio la organización de varios partidos con equipos extranjeros, en concreto los alemanes y checos, en 1932. A pesar de la gran falta de experiencia, los jugadores soviéticos de hockey acabaron con un balance positivo las dos series de partidos. Además, los visitantes extranjeros les regalaron un equipo de hockey que todavía no se producía en aquel entonces en la URSS.

A finales de 1940 el interés por el hockey volvió a despertar, a lo que contribuyó mayormente el hockey sobre hielo, que formaba parte de los Juegos Olímpicos de invierno. 

La fecha oficial del nacimiento del hockey en Rusia y en la URSS se considera el 22 de diciembre de 1946, cuando en Moscú, Leningrado, Arjánguelsk, Riga (Letonia) y Kaunas (Lituania) se celebraron los partidos del primer campeonato de hockey sobre hielo de la URSS, en el que ganó el equipo moscovita Dinamo. A propósito, el Dinamo es el único equipo que ha logrado participar en todos los campeonatos de hockey en la categoría superior del país.

Elgran “máquina roja”

Ya ocho años después, en 1954, los jugadores soviéticos de hockey debutaron en los campeonatos mundiales. Fue en ese momento cuando se realizó el encuentro con los fundadores del juego, los canadienses, el cual acabó con la victoria definitiva de los deportistas soviéticos con el resultado de 7 a 2. Fue exactamente esta victoria la que dio el primer título de campeona del mundo a la selección de la URSS, que ganó todos sus partidos del torneo salvo uno, que acabó en empate.

Fue exactamente en 1954 cuando empezó la historia gloriosa de la gran “máquina roja”, la historia de la selección de la Unión Soviética que oficialmente perteneció a la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo (IIHF en sus siglas en inglés) hasta 1991. En total, durante esos años los jugadores soviéticos de hockey participaron en treinta y cuatro campeonatos del mundo y ganaron veintidós de ellos.

El “padre del hockey ruso” se considera el destacado entrenador Anatoli Vladímirovich Tarásov (1918–1995), el cual, junto con Anatoli Chernyshov, estableció un récord hasta ahora imbatido: bajo su dirección la selección de la Unión Soviética alcanzó el título de campeona del mundo nueve veces. Tarásov es el único entrenador ruso que ha entrado en el Salón Internacional de la Fama del Hockey en Toronto. Una de las divisiones de la Liga Continental de Hockey (KHL) lleva su nombre.

La URSS participó en siete Juegos Olímpicos y cinco de ellos acabaron con la victoria de los jugadores soviéticos de hockey. La selección de la Unión Soviética fue la única del mundo que nunca ha regresado sin medallas de los campeonatos del mundo ni de los Juegos Olímpicos.

En 2008, en vísperas de primer centenario, la IIHF llevó a cabo una encuesta entre cincuenta y seis especialistas de dieciséis países con el objetivo de determinar la selección simbólica mundial de hockey de los últimos cien años, y según los resultados de la encuesta, cuatro de las seis plazas de esta selección las ocuparon jugadores soviéticos. 

La selección rusa

Después de la caída de la Unión Soviética en muchos deportes empezó un periodo de estancamiento o de recesión. El hockey sobre hielo no fue una excepción. Por ahora el hockey sobre hielo ruso no puede presumir de éxitos comparables a los de sus grandes antecesores. En total, desde 1990 la selección rusa ha ganado solamente tres oros en los campeonatos del mundo. En el Campeonato del Mundo de 1993 los rusos ganaron su primera medalla de oro bajo la nueva bandera y en 1998 ganaron la plata —la primera en la historia de la selección de Rusia—. Los Juegos en Nagano, donde debutaron los jugadores de la NHL, resultaron ser los más exitosos para la selección hasta el momento.

Los rusos en la NHL

En la NHL, la liga más antigua de hockey sobre hielo del mundo, desde hace mucho tiempo jugadores rusos desempeñan papeles principales. En 1993 Alexéi Kovaliov, Alexandr Kárpovtsev, Serguéi Nemchínov y Serguéi Zúbov, que formaban parte del equipo New York Rangers, se convirtieron en los primeros representantes de Rusia que lograron ganar la Copa Stanley, el más alto trofeo de equipos en la NHL.

En 1994 Serguéi Fiódorov se convirtió en el primer ciudadano ruso honrado con el premio MVP (jugador más valioso), el premio personal más prestigioso de la NHL. Asimismo se convirtió en el primer jugador de procedencia rusa capaz de superar la barrera de mil puntos durante su carrera en los campeonatos regulares de la NHL. En total, ha habido tres jugadores que lo han alcanzado: Fiódorov, Alexandr Moguilni y Alexéi Kovaliov.

En 2001, Iliá Kovalchuk entró en la historia como el primer ruso seleccionado número uno general del draft de la NHL. En 2008, Yevgueni Malkin, el ganador de la Copa Stanley con el equipo de Pittsburgh Penguins, se convirtió en el primer jugador de Rusia en ganar el trofeo Conn Smythe, que se entrega al mejor jugador de la National Hockey League durante los eliminatorios.

Alexandr Ovechkin se considera con justicia uno de los rusos más destacados en la NHL. En 2008, “el Gran Alex", el segundo ruso en la historia, seleccionado en el draft de la NHL como número uno general, recibió el primer título de los dos obtenidos como jugador más valioso (MVP) de la temporada. Al día siguiente, el alcalde de Washington le condecoró con la llave de la ciudad como al primer representante desde 1983 del equipo de la capital, honrado con el título MVP por una de las ligas profesionales de EE. UU. Al recibir la condecoración, el jugador de hockey ruso, conocido por su afición a los coches deportivos, de broma revocó la limitación de la velocidad en la capital estadounidense.

Anteriormente, en enero de 2008, Ovechkin se convirtió en el primer ruso que firmó un contrato por un valor de más de cien millones de dólares (ciento veinticuatro millones de dólares durante trece años). Ovechkin se convirtió en el primer y único jugador en la historia de la NHL seleccionado en sus primeras cinco temporadas para participar en el partido de todas las estrellas (All-Star Game).

Ovechkin también es el primer jugador de la NHL que logró ganar en un año (2008) todos los premios personales superiores. El delantero ruso también entró en la selección de 2000 de la Liga Nacional de Hockey sobre hielo (el segundo ruso fue Kovalchuk). El simulador oficial de hockey sobre hielo de la NHL ha publicado en dos ocasiones el retrato del gran Alexandr en la cubierta.

Rambler's Top100