Konstantín Chernenko

Konstantín ChernenkoRIA Novosti / Serguéi Gunéyev

Konstantín Chernenko nació en una familia de campesinos siberianos en la provincia de Yeniséi el 24 de septiembre de 1911. Cursó tres años en una escuela rural y formó parte de la guardia de fronteras durante su servicio militar obligatorio en el Ejército Rojo. Se casó dos veces y tuvo cinco hijos.

A la edad de 20 años el futuro mandatario soviético comenzó su carrera en el Partido Comunista. Tras estudiar en una escuela superior del partido, trabajó varios años en la provincia de Penza, desde donde fue trasladado a la república soviética de Moldavia. Fue allí donde congenió con un funcionario comunista que le aseguró el ascenso hasta la cumbre del poder en la URSS: Leonid Brézhnev, en aquel entonces primer secretario del Partido Comunista de Moldavia.

En 1964 Brézhnev fue elegido secretario general del Partido Comunista de la Unión soviética (PCUS) y Chernenko se convirtió en su jefe de Secretariado. Durante 15 años seguidos dirigió Departamento General del Comité Central del PCUS. Chernenko no solo se ocupaba del correo personal del secretario general y preparaba su agenda de reuniones sino que además iba con él de caza al coto de Zavídovo, algo que no le gustaba ya que solía resfriarse durante la cacería.

En 1982 Leonid Brézhnev falleció y lo substituyó a la cabeza del partido Yuri Andrópov, que murió en febrero de 1984. El pleno del Comité Central se reunió con urgencia en el Kremlin para resolver la cuestión que tenía en vela a todos los miembros: quién sería el nuevo dirigente de la Unión Soviética. A las once de la mañana se abrió la puerta que conducía a la tarima de la presidencia de la reunión. El primero en entrar fue Konstantín Chernenko y todos los presentes se dieron cuenta de que sería él quien estuviera al frente del PCUS y de la URSS.

Chernenko, con 72 años, se convirtió en el secretario general de más edad hasta aquel momento. El académico Yevgueni Cházov, médico de cabecera de los líderes soviéticos, afirmó: “Al asumir la jefatura del Partido y del Estado, Chernenko trató de cumplir honestamente el papel de líder del país. Sin embargo, no tenía las capacidades suficientes debido a la ausencia del talento necesario y de amplitud de miras y de conocimientos. Pero lo principal consistía en que antes del nombramiento ya era una persona gravemente enferma”.

Chernenko estuvo a punto de morir en el año 1983 al intoxicarse con pescado ahumado; además, siendo secretario general se agravó una enfermedad respiratoria pulmonar que padecía. Se movía y hablaba con mucha dificultad.

En el breve período de su gobierno se emprendieron pasos importantes para mejorar las relaciones con China, que se habían deteriorado en la época de los años 60. La experiencia económica y social de este país dejó de discutirse en la prensa soviética con crítica y desdén y en varias revistas se publicaron artículos con estudios detallados sobre las reformas del país asiático. En la librería Amistad, en el centro de Moscú, aparecieron las últimas ediciones de las obras de los políticos y escritores de Сhina. Se dejaron de interferir las transmisiones de la radio internacional china en el idioma ruso.

También las relaciones con España mejoraron. En 1984 el rey Juan Carlos I se reunió con Chernenko en la primera visita oficial de un jefe de Estado español a la Unión Soviética. Además, las universidades españolas comenzaron a reconocer los títulos de los hijos de los emigrantes republicanos que se graduaron en institutos superiores soviéticos.

Sin embargo, las relaciones con Estados Unidos continuaron siendo muy tensas. En 1984 la URSS y el bloque soviético de Europa del Este boicotearon los Juegos Olímpicos de Los Ángeles como respuesta al boicot de las Olimpiadas de Moscú de 1980. La tensión continuó también en el plano estratégico, donde la URSS insistía en el desmantelamiento de los misiles estadounidenses de alcance medio emplazados en Europa.

En la política interna Chernenko autorizó la transferencia de más poderes a los sindicatos en las disputas laborales. En esta época apareció también un plan para solucionar los problemas de la agricultura soviética: desviar a las repúblicas asiáticas del sur las aguas de los grandes ríos siberianos del norte. Aunque finalmente el proyecto, que podría alterar el equilibrio ecológico de todo el planeta, no fue realizado, a día de hoy sigue contando con adeptos en Rusia.

Chernenko pasó los últimos meses de su vida ingresado en un hospital. Para la jornada de las elecciones parlamentarias generales se preparó una de las habitaciones del centro médico y vistieron al secretario general con abrigo y gorra: aquel día la televisión mostró a Chernenko, recién entrado desde la calle, depositando su papeleta en la urna de un colegio electoral.

Konstantín Chernenko apareció en la televisión soviética por última vez dos días antes de su fallecimiento. Estaba de pie, apoyado en el primer secretario del Partido Comunista de Moscú, Víktor Grishin. Con mucho trabajo pronunció algunas palabras. El 13 de marzo de 1985 fue enterrado en la Plaza Roja de Moscú en la última ceremonia fúnebre que se celebró en la necrópolis al lado de las murallas del Kremlin. Los sucesores de Chernenko descansan en el cementerio Novodévichie.

Rambler's Top100