Medovuja

MedovujaRT

La medovuja es una bebida tradicional alcohólica fermentada basada en miel muy similar al hidromiel.

Su origen está, pues, en la recogida de miel silvestre, uno de los primeros oficios de los eslavos. De hecho, bebidas basadas en miel se remontan a las tradiciones indoeuropeas comunes.

En Rusia esta bebida se conoce desde los tiempos de los primeros príncipes de la Rus y al final de todos los cuentos rusos populares siempre aparecen las palabras “Y yo estuve ahí, miel y cerveza bebí, por los todos bigotes corrieron pero en la boca no se metieron” en referencia a los festines con los que acaban muchas fábulas. Es posible que la bebida que se llamaba “miel” no fuera originariamente alcohólica y que después algún tiempo se produjera un cambio en su contenido.

Durante la Edad Media esta bebida era bastante popular y sus principales productores eran los monasterios. Además en el siglo XV el príncipe de la Rus moscovita Basilio III restringió la producción de bebidas de miel a los monasterios y bodegas estatales.

La miel continuó siendo la bebida rusa favorita hasta el final del siglo XVII, cuando en la época de Pedro I pasó a un segundo puesto desplazada por vinos y vodkas extranjeros. Esta bebida tenía excelente calidad y un gran número de variedades. También a la popularidad de la bebida contribuía que el duro clima del país no permitiera promover la viticultura y la vinicultura. Por eso las mieles no tuvieron competidores hasta el desarrollo del comercio de alimentos con los países europeos.

Aunque el hidromiel se conocía en el este de Europa desde los tiempos paganos, la palabra “medovuja” apareció en el siglo XIX cuando resucitó el interés por recetas y tradiciones antiguas rusas.

Pero a diferencia del hidromiel, que solía fermentarse durante quince años, la medovuja se empezó a preparar de manera simplificada y más rápida. La fermentación se aceleró y se utilizó la ebullición como medio de esterilización.

La diferencia principal entre el hidromiel antiguo y la medovuja consiste en que esta última se prepara agregando miel al fermento de frutas, bayas o a kvas.

Cómo preparar medovuja:

Materiales

  • Recipiente de vidrio, de acuerdo a la cantidad a preparar.
  • Miel, 400 gramos por litro de agua.
  • Agua fría hervida previamente, un litro o la cantidad que se desee preparar.
  • Fermento de frutas, bayas o levadura en polvo.

Preparación

Agregar al agua la proporción de miel, revolver hasta conseguir una mezcla homogénea. Agregar una cucharadita de levadura en polvo a la mezcla, disolver muy bien el fermento en la solución de miel. Debe reposar unos días (el período de reposo es de aproximadamente siete días a una temperatura ambiente de treinta grados) hasta que se produzca una abundante espuma que puede desbordar por la boca del recipiente. Después se puede cerrar de forma hermética mientras continúa la fermentación, o bien dejarlo reposar un par de días más y luego retirar los restos de la fermentación con un cuidadoso trasiego. La fermentación se puede detener mediante un enfriamiento brusco que controle la proliferación de las levaduras. Un período de reposo posterior permite la decantación y refinación natural del producto. Como se puede observar la preparación de medovuja se basa en la fermentación de levaduras sobre los azúcares presentes en la miel transformándolos en alcohol, el cual puede alcanzar 10-11,5 grados. Cuando el sustrato de azúcar se agota es posible que ingresen microorganismos que transforman el alcohol en ácido derivando entonces en vinagre. Una manera de controlar este peligro es revolver periódicamente la solución, lo que permitirá homogenizar el proceso de fermentación, eliminar el dióxido de carbono de la solución e incorporar oxígeno.

Rambler's Top100