Boda rusa

Boda rusaRT

En Rusia, desde antaño, se presta mucha atención a la ceremonia nupcial. Las tradiciones contemporáneas se hacen eco de las antiguas ceremonias de la Rus antigua, aunque está claro que con el transcurso del tiempo muchos detalles se han modificado. En todas las regiones de Rusia existen elementos particulares de la ceremonia de la boda; no obstante, hay tradiciones básicas que son comunes en todo el país. A continuación describiremos una boda rusa tradicional y una moderna, a la manera de los moscovitas.

Tradiciones antes de boda

En las familias más tradicionales, el novio va a la casa de la novia para pedir la mano a los padres y recibir el permiso “oficial”. En las regiones sureñas se ha conservado la costumbre de que el novio esté acompañado por los svaty, los casamenteros, normalmente dos. Juntos van a la casa de la novia, donde ya los está esperando la familia de su enamorada, que también está acompañada por casamenteras. Delante de todo el mundo el novio pide la mano de la novia y los casamenteros lo alaban para que finalmente la novia, con el permiso de sus padres y acompañantes, ceda y acepte su propuesta. Después él entrega el anillo de compromiso y se organiza una comida familiar.

Unos días antes de la boda los novios organizan sus fiestas de despedida de solteros. Esta tradición es recién llegada de Occidente. Antes iban a la bania (sauna) o preparaban cerveza casera, pero estas tradiciones se sustituyeron por fiestas en restaurantes o una merienda en el campo.

Tradiciones del día de la boda

Cuando todos los preparativos para la boda ya están listos, llega el día más importante y esperado.

Normalmente las bodas rusas se celebran durante dos días. La mañana de la boda empieza con el llamado “rescate” de la novia (en ruso výkup). El novio junto con todos sus amigos va a “rescatar” a su futura esposa. Mientras tanto, los parientes y amigos de la novia crean diferentes obstáculos para impedir que el hombre consiga entrar en la casa de la novia. Esta vieja costumbre se acompaña con diferentes tipos de concursos cómicos y le hacen cumplir tareas divertidas (por ejemplo, le hacen preguntas como “¿Cuántos años tiene su futura suegra?” o le hacen pagar con dulces y champán). El výkup proviene de una costumbre muy antigua para evitar el incesto, así los hombres escogían mujeres de otros pueblos, casi siempre enemigos feroces, por lo que debían pelear mucho para conseguirla.

Después, cuando el novio consigue acercarse y ver por primera vez a su futura esposa con el vestido de novia, los padres dan su bendición y todos los invitados se dirigen al Registro Civil. Los novios van en diferentes coches. Esa costumbre también viene de antaño, porque el día de la boda la mujer esperaba en la iglesia a que llegara el novio y solamente entonces se realizaba la ceremonia.

Después de la parte oficial en el Registro Civil y de haber firmado solemnemente el certificado de matrimonio con el acompañamiento musical de la marcha nupcial de Mendelssohn, los recién casados van con sus amigos de paseo a visitar los lugares más destacados de la ciudad. Últimamente en Moscú y otras ciudades grandes los recién casados dan este paseo en una limusina. Un fotógrafo y un camarógrafo acompañan a la pareja durante todo el día de la boda. Detrás de las limusinas de los recién casados van los coches de los amigos y parientes en un cortejo nupcial en el que todos los autos pitan a la vez montando escándalo. Los que pasan al lado pitan también como forma de felicitar a los recién casados. La tradición de pitar viene también de lejos, cuando los recién casados iban a la iglesia haciendo el mayor ruido posible para ahuyentar a todos los espíritus malignos.

En Rusia se considera que encontrarse en la calle por casualidad con unos recién casados da buena suerte. Durante el paseo, los recién casados hacen paradas para tomar champán. Además existen tradiciones como romper vasos para lograr la felicidad y liberar dos palomas blancas como símbolo del comienzo de la vida independiente de la pareja fuera de hogar familiar. En muchas ciudades, los recién casados pasan por la Llama Eterna para dejar allí flores y conmemorar a las personas caídas en las guerras defendiendo su patria, quienes les dieron la posibilidad de vivir y disfrutar la vida.

Banquete

Al finalizar el paseo, empieza la parte festiva de la boda: el banquete. Ahí los recién casados llegan al lugar de la celebración (normalmente es un restaurante), donde los esperan una parte de los invitados (los que no fueron al paseo) para echarles dulces, monedas y arroz para que los novios tengan una vida dulce, rica y fructífera. Según una tradición rusa muy antigua, los padres reciben a los recién casados con una hogaza de pan y sal. Se cree que el que dé el mordisco más grande al pan será el señor de la casa. En el banquete todos los invitados comen y beben. Sin que lo esperen los recién casados, cualquier persona puede gritar “¡Gorko!” y los enamorados tienen que levantarse y besarse. La palabra “gorko” en ruso significa “agrio” y se considera que cuanto más lo griten, más dulce será la vida de la nueva familia. En los últimos años, tanto en las bodas rusas como en algunas europeas, la novia lanza su ramo de flores a las invitadas: se cree que la chica que lo agarre será la siguiente en casarse. Al igual que el ramo de flores de la novia, el novio tira una liga de la novia para saber quién será el siguiente afortunado en probar las mieles del matrimonio.

Otra tradición muy interesante que viene de las regiones del Cáucaso es que durante la boda algún invitado secuestra a la novia, así el novio tiene que estar siempre pendiente durante toda la fiesta y vigilar a su mujer. Si el novio se despista y finalmente alguien consigue llevarse a su “media naranja”, este tiene que pagar un rescate, que puede ser en dinero, o también beber vodka del zapato de la novia.

El banquete habitualmente está dirigido por una persona, el tamadá (palabra de origen georgiano que significa significa “administrador de banquete”). Antes el tamadá se elegía entre las personas cercanas de los novios, familiares y amigos, pero en la Rusia actual existe un gran negocio. Ahora ser tamadá es toda una profesión y existen empresas que se dedican a esta especialidad.

Al día siguiente de la boda todos los invitados se reúnen otra vez, comen y beben para “recuperarse” del día anterior e intercambiar opiniones. Normalmente la fiesta finaliza después del mediodía. A continuación, los novios emprenden el viaje de boda.

Boda por la Iglesia

El matrimonio canónico es un sacramento cristiano para bendecir una pareja que desea unir sus vidas para siempre. Algunas parejas eligen casarse por la Iglesia apenas haberse casado por lo civil y otras prefieren comprobar la autenticad de sus sentimientos y primero vivir juntos algún tiempo.

Los cristianos ortodoxos pueden contraer matrimonio por la Iglesia no solamente con personas de su misma confesión, sino también con otros creyentes cristianos (católicos y protestantes). Hay que decir que la ceremonia del matrimonio canónico no puede celebrarse cualquier día del año, existen semanas y días especiales para realizar este rito.

En ruso, la ceremonia de casamiento religioso se denomina venchaniye. La palabra proviene del nombre de las coronas que los testigos ponen sobre las cabezas de la pareja que quiere unir sus almas con la bendición de Dios.

Sin embargo, cabe mencionar que actualmente pocas parejas se casan por la Iglesia, pues esta ceremonia ya no tiene ningún valor jurídico y requiere mucha responsabilidad y conocimiento

El mejor día para la boda

Hay que destacar que, como Rusia es un país bastante supersticioso, existen creencias relacionadas con diferentes épocas del año que son o no favorables para casarse. Así, los rusos dicen que el mes de mayo no es aconsejable para contraer matrimonio. “Casarse en mayo, toda la vida un fastidio”, decían nuestras bisabuelas. Esa superstición sigue existiendo hoy en día y según las estadísticas en mayo se registra el menor número de bodas. Sin embargo, los meses de otoño se consideran buenas fechas para casarse. Últimamente, las parejas jóvenes no siguen mucho los consejos de nuestros antepasados y se casan cualquier día del año. Ahora está muy de moda casarse en fechas como 09.09.09 o 10.10.10, día en el que hubo un “boom de bodas”.

Rambler's Top100