El Día de la Escritura y la Cultura Eslavas

El Día de la Escritura y la Cultura EslavasRIA Novosti / Antón Denísov

El veinticuatro de mayo Rusia celebra el Día de la Escritura y la Cultura Eslavas, que conmemora a los apóstoles eslavos Cirilo y Metodio, padres del alfabeto cirílico. Ucrania, Bielorrusia, Bulgaria y Macedonia, entre otros, celebran este evento en la misma fecha, mientras que en la República Checa y Eslovaquia las celebraciones tienen lugar el cinco de julio.

El veinticuatro de mayo es la fiesta de ambos santos. Por separado se conmemoran los días de su muerte: de San Cirilo, el catorce de febrero, y de San Metodio, el seis de abril.

El papel de los santos Cirilo y Metodio

Las celebraciones se realizan desde el siglo XII. La tradición se debe a Bulgaria, donde, desde el año 850, los hermanos Cirilo y Metodio realizaron una misión evangelizadora bajo las órdenes del emperador bizantino Miguel III. Fue allí donde en el año 862, Cirilo y Metodio, apoyados por sus discípulos, compusieron el alfabeto que correspondía a los sonidos del habla eslava y tradujeron del griegomuchos textos religiosos (evangelios seleccionados, epístolas de los Apóstoles y el Libro de los Salmos, entre otros), con lo que contribuyeron a introducir y difundir los servicios religiosos en lengua eslava.

Sin embargo, algunos expertos opinan que los apóstoles no pudieron contribuir tanto a la expansión del cristianismo en Bulgaria, y que tampoco compusieron el alfabeto en el territorio de ese país, ya que para aquel tiempo estarían ya al cargo de la misión morava.

La misión en Moravia (región de la actual República Checa) nace a raíz del mandato del soberano moravo Rostisde en 862 de mandar a sus embajadores al emperador bizantino, solicitando que les enviase a maestros para que los instruyeran en su lengua natal sobre los dogmas del cristianismo, que profesaban ya en aquella época.

En Moravia Cirilo y Metodio siguieron traduciendo la literatura eclesiástica del griego al eslavo antiguo, prototipo de los idiomas eslavos contemporáneos, enseñaron a los eslavos a leer y escribir y oficiaron en esa lengua.

Tras la muerte de Cirilo el catorce de febrero de 869, Metodio prosiguió solo con la misión. Entre sus labores más destacadas de la época está la traducción al eslavo del Antiguo Testamento.

Historia de la celebración

En la época del Renacimiento búlgaro (entre finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX), cuando se formó la lengua literaria nacional como tal), el día de estos santos se transformó en el Día del Alfabeto Eslavo. La fiesta estaba destinada a expresar la aspiración por la independencia eclesiástica y la identidad nacional, ya que la escritura y la lengua son elementos de la formación de una nación.

En Rusia, la fiesta, que caía en el once de mayo del calendario juliano, fue oficialmente proclamada como tal en 1863, con motivo de la conmemoración del milenio de la misión morava de los santos.

En 1985, en la época de la Unión Soviética, las autoridades en conmemoración del 1100.º aniversario de la muerte de San Metodio, declararon el veinticuatro de mayo (antiguo once de mayo por el calendario juliano) Día de la Fiesta de la Escritura y la Cultura Eslavas. Como fiesta eclesiástica fue establecida en 1991, lo que la convirtió en la primera fiesta del país religiosa y estatal al mismo tiempo.

En Rusia el Día de la Escritura y la Cultura Eslavas suele celebrarse muy suntuosamente. El veinticuatro de mayo tienen lugar misas solemnes en todas las ciudades rusas y en las principales catedrales del país. Se ofrecen conciertos tanto de música clásica, como de folclórica. A veces la ocasión permite disfrutar también de cantos corales como, por ejemplo, los del coro del sobor de Smolni, la iglesia principal de San Petersburgo, en 2010.

Cada año se elige "la capital" de la fiesta, donde tiene lugar algún evento especial dedicado a la fecha, como procesiones, festejos públicos, bailes o conciertos en los lugares históricos de la localidad. Se realizan también desfiles por los centros de las ciudades, en los que prefieren participar los escolares.

El día siguiente, el veinticinco de mayo, continúan las celebraciones, pero de una manera más académica. El país, sede de la fiesta del año en curso, aloja conferencias dedicadas a la historia de la interacción política y cultural de las naciones eslavas y a sus literaturas. Participan sacerdotes de la Iglesia ortodoxa, embajadores de diferentes Estados eslavos, filólogos y lingüistas. Las conferencias suelen celebrarse también en universidades y colegios de Estados eslavos hasta los inicios del junio.

Rambler's Top100