Veliki Ústiug

Veliki ÚstiugRT, RIA Novosti

Veliki Ústiug (Gran Ústiug) se encuentra en la provincia de Vólogda y es una de las ciudades rusas más bonitas y antiguas, que conserva sus tradiciones y un estilo arquitectónico inconfundible, una de las pocas ciudades de Rusia que tienen el honor de tener en su nombre título de “Gran”. Este epíteto fue añadido al nombre de la ciudad a finales del siglo XVI para destacar la importancia de la ciudad como centro de comercio (en aquel periodo por Ústiug negociaban con Inglaterra y Holanda).

Veliki Ústiug fue fundado en el año 1147 en la provincia de Vólogda en un cruce fluvial clave, lo que lo convirtió en un importante puerto de trasporte y centro de comercio, ante todo de peletería y productos de artesanía. Entre estos productos artesanos destacaban los artículos de plata: en el siglo XVII en la ciudad surgió la técnica del nielado sobre plata, que consiste en rellenar el calado de las piezas de plata con una aleación hecha de plata, carbón, plomo y azufre para conseguir así dibujos negros, de donde viene el nombre ruso de la técnica: chernenie, ennegrecimiento.

También los ciudadanos de Ústiug eran conocidos por su participación en múltiples conflictos bélicos y operaciones de colonización de los siglos XIII-XVII. Con la aparición del ferrocarril en la segunda mitad del siglo XIX y la consecuente pérdida de importancia del transporte fluvial, la ciudad entró en decadencia. Pero en el siglo XXI Ústiug salió de nuevo del olvido.

Es la ciudad con un patrimonio cultural muy rico. Hasta la revolución de 1917 la ciudad contaba con 4 monasterios y 27 iglesias, de los cuales casi todos han sobrevivido hasta nuestros días. Entre los monumentos más importantes de la ciudad figura el conjunto arquitectónico de templos Sobórnoye Dvorische con el templo de Prokopi Právedny, el monasterio de arcángel Miguel y la majestuosa iglesia de la Ascensión (que data del siglo XIII y cuenta con una decoración interior muy rica y un iconostasio con tallas únicas). También son interesantes varios edificios históricos del caso antiguo.

La distancia entre Moscú y Veliki Ústiug es de alrededor de mil kilómetros pero se puede acceder a Veliki Ústiug a través de otras ciudades antiguas rusas de importancia como Yaroslavl, Vólogda o Kostromá.

Ahora esta pequeña ciudad es conocida en Rusia y fuera del país como la patria del Abuelo del Frío (en ruso "Ded Moroz", análogo de Papá Noel o Santa Claus). Entonces desde el año 1999, cuando se reconoció a Ústiug como la sede el hogar de este entrañable personaje, la ciudad se empezó a transformar en un centro popular del turismo de familia. Decenas de miles de turistas viajan a la ciudad anualmente para visitar la residencia del Abuelo del Frío, disfrutar de los paisajes invernales y de los monumentos antiguos, lo que sin lugar a dudas contribuye a la prosperidad de la ciudad.

A partir del año 1999 millones de niños de todo el mundo empezaron a mandar sus cartas al principal mago de las fiestas navideñas. En el centro de la ciudad de Veliki Ústiug se encuentra la Oficina de Correos del Abuelo del Frío. Allí llegan millones de las cartas de diferentes partes del mundo dirigidas al mago, que posteriormente se pone a revisarlas junto con sus ayudantes. Como dicen los colaboradores de la Oficina, todas las cartas recibidas se abren y se contestan. Un chiste cuenta que es la oficina de correos es más eficiente del país.

Con cada año crece el número de las personas que desean ir a la patria del Abuelo del Frío. Miles de turistas de todas las partes del mundo ya saben que celebrar el Año Nuevo en Veliki Ústiug es un viaje inolvidable, de fábula. La región donde se sitúa la ciudad es una zona con un medio ambiente muy limpio, lo que convierte el lugar en un destino aún más atractivo. En el territorio de la ciudad se encuentran numerosos hoteles confortables que están dispuestos a ofrecer alojamiento a los turistas curiosos.

A once kilómetros de la ciudad, en un precioso bosque secular de pino se encuentra la residencia del Abuelo del Frío. Es una casa de madera de varios pisos muy pintoresca y tallada, que cuenta con el despacho del Abuelo del Frío y la sala del trono. Simbolizando la cantidad de meses en un año, la casa tiene doce habitaciones. Es interesante saber que el Abuelo del Frío tiene su propio escudo e himno.

La mayoría de los turistas llega en diciembre o enero, pero hay otros eventos en el calendario que atraen al público. Y la mayor parte también está relacionada con… el Abuelo del Frío. Por ejemplo, el 18 de noviembre se celebra el día de su cumpleaños y las celebraciones tienen lugar en su residencia. Muchos escolares, ayudantes del mago y diferentes personajes de cuentos participan en la fiesta preparando muchas sorpresas navideñas para residentes y visitantes de la ciudad. Entre otros eventos de interés, por ejemplo, en febrero tiene lugar el Festival Internacional “Sueño Navideño”, donde participan niños de orfanatos de Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Armenia y Lituania. Existe otra fiesta interesante que se celebra en la ciudad del Abuelo del Frío y que está dedicada a los válenki, en la Durante la fiesta todo el mundo va con esas botas típicas rusas y se organizan numerosos concursos curiosos y entretenimientos (como cuando, por ejemplo, una persona se pone un válenok y no se lo puede quitar y todo el mundo tiene que ayudarle). El propio Abuelo del Frío está presente durante toda la fiesta acompañado de sus ayudantes. Asimismo en febrero tiene lugar la fiesta tradicional de la cultura rusa “La Gran Fiesta de las Crepes Rusas”, donde los skomoroji inventan numerosas diversiones (peleas de gallos, malabarismos, trucos...).

Pero la fiesta principal de la ciudad es la Nochevieja, cuando en la residencia del Abuelo del Frío es posible encontrar un milagro en cada esquina. Se organizan muchas representaciones teatrales y festejos, en los que participan los doce hermanos-meses, que son personajes de un famoso cuento ruso que representan los doce meses del año. A medianoche con la música de las doce campanas, espectaculares fuegos artificiales, muchas danzas y alegría, se celebra la entrada del Año Nuevo en Veliki Ústiug.

En el bosque del mago invernal todo es magia: el mismo bosque, los pinos, los animales. Y una de las maravillas es el llamado Sendero de los Cuentos. El Sendero se extiende por todo el bosque y lleva hasta la misma residencia del Abuelo del Frío. En el camino se pueden encontrar muchas sorpresas, por ejemplo, un “pozo mágico”, el “prado de la diversión”, la casa del búho sabio, el prado de los doce meses o los cofrecitos mágicos.

Pero el Abuelo del Frío no es el único personaje famoso de Veliki Ústiug. La ciudad es también conocida por sus santos, entre los que destaca el loco en Cristo y protector de la ciudad san Prokopi, de origen alemán, que abrazó la ortodoxia durante su viaje a la Rus y después se estableció en el país; y por sus exploradores, que participaron en la colonización de Siberia y Alaska. El más famoso de ellos es Semión Dezhniov (1605-1673), que durante varios peligrosos viajes sobre el hielo descubrió que Rusia y Alaska no estaban conectadas. El punto más oriental de Rusia fue posteriormente nombrado en su honor.

Rambler's Top100