Yevgueni Pliúschenko

Yevgueni PliúschenkoRIA / Vladímir Baranov

El patinador ruso Yevgueni Pliúschenko fue campeón Olímpico el año de 2006, dos veces subcampeón Olímpico (2002 y 2010), tres veces campeón del mundo y seis veces de Europa. Es además maestro honorario del deporte de Rusia.

De Oriente Lejano a San Petersburgo

Nació en Solnechny, un pueblo de la región de Jabárovsk, ubicado en el Oriente Lejano de Rusia el 3 de noviembre de 1982. Cuando tenía 3 años, su familia se mudó a la ciudad de Volgogrado y ya a los 4 años, impulsado por su madre, Tatiana, comenzó a dar sus primeros pasos en el patinaje artístico.

Su primera entrenadora fue Tatiana Skala y bajo su tutela comenzó a realizar sus primeros giros de Biellmann —técnica en la que el patinador gira sobre una pierna, cogiendo la segunda con ambas manos por la espalda—. A partir de 1990 comenzó a entrenar con Mijaíl Makovéyev y ya en 1993 Pliúschenko dominaba todas las formas del salto triple, incluido el axel, uno de los más complicados del patinaje artístico.

Debido al cierre del estadio de invierno de Volgogrado, donde entrenaba, Yevgueni, a los 11 años, tuvo que mudarse sin sus padres a la ciudad de San Petersburgo. Su madre se reunió con él un año después, mientras que su padre, carpintero de profesión, y su hermana Yelena se quedaron en Volgogrado.

Su nuevo entrenador, Alexéi Urmánov, convencido del talento de Pliúschenko, le pagó el alquiler de su departamento durante tres años en la ciudad del río Neva. El joven Yevgueni entrenaba en el mismo grupo que Alexéi Urmánov y Alexéi Yagudin, quien luego se convertiría en su principal competidor.

Cascadas de altos vuelos

En el Campeonato del Mundo de 1998 Pliúschenko obtuvo la medalla de bronce, tras la renuncia de Iliá Kulkin, con su actuación en el programa libre, que realizó sin saltos cuádruples. Luego de varios triunfos durante la temporada de 1999-2000, el patinador cometió una serie de errores, incluido el salto cuádruple toe loop, en el Campeonato del Mundo y terminó cuarto.

En la siguiente temporada Pliúshcheko elevó considerablemente su nivel, sobre todo en la presentación de su programa, y obtuvo el título del Campeonato de Europa con dos saltos cuádruples y una cascada de saltos: cuádruple, triple y doble, y el Campeonato del Mundo, donde presentó su ejemplar programa “Sexbomb”.

En una etapa del Grand Prix Copa de Rusia, Pliúschenko, por primera vez en la historia, realizó la cascada de saltos más difícil hasta ahora lograda: un Toe loop cuádruple, un triple toe loop y un triple rittberger (4+3+3).

Sin embargo, en las Olimpiadas de 2002 de Salt Lake City, Pliúschenko cayó en el cuarto salto del programa corto, y ocupó el cuarto puesto. Luego del programa libre, donde por primera vez en la historia realizó una cascada “limpia” (triple axel, euler, triple flip), ocupó finalmente la segunda posición.

Luego del retiro de Yagudin por lesión, Yevgueni consiguió el Campeonato del Mundo 2003-2004, superando claramente a sus rivales. En el Mundial de 2004 los jueces valoraron su programa libre con cuatro calificaciones de 6,0 puntos por la maestría exhibida. En el Campeonato del Mundo de 2005 en Moscú se retiró luego del programa corto por una lesión.

Uno de los más grandes pasos en la carrera de Pliúschenko fueron los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006. En el programa corto, con la música de Giacomo Puccini, realizó limpiamente sus ocho técnicas, incluyendo la cascada: cuádruple toe loop, triple toe loop y triple axel, lo que le valió una ventaja de 11 puntos sobre sus demás adversarios.

En el programa libre, con la música de Nino Rota, realizó la cascada de cuádruple toe loop, triple toe loop, triple toe loop y un doble rittberger, además de dos triples axel y dos dobles lutz. Al final Yevgueni ganó con una colosal ventaja de 27 puntos.

Después de un receso de dos años, Pliúschenko volvió a las pistas de hielo en 2009, para el Gran Prix de Patinaje Artístico. En la etapa de Moscú triunfó superando a su más cercano rival por 26 puntos y comenzó su preparación para las Olimpiadas de Vancouver de 2010.

En diciembre de 2009, Pliúschenko se coronó campeón de Rusia por octava vez, estableciendo una nueva marca en la historia moderna del patinaje artístico de Rusia: 100,09 puntos en el programa corto y 271,59 en total. En enero de 2010, triunfó en el Campeonato de Europa de Tallin, Estonia, con otro récord, esta vez mundial (91,30 puntos) en el programa corto, batiendo su mejor marca personal (90,66) de las Olimpiadas de 2006.

La gran decepción de Vancouver y las sanciones

Sin embargo, en los Juegos de Invierno de Vancouver, y contra todo pronóstico, solo pudo alcanzar la medalla de plata, siendo superado por el estadounidense Evan Lysacek por tan solo 1,31 puntos. Luego de su actuación, Pliúschenko aseguró la existencia de prejuicios en el arbitraje y que “el patinaje artístico está retrocediendo”. “¡No!,¡esto no es una prueba masculina! Hemos retrocedido 25 años. ¡La modalidad masculina son los saltos de cuatro vueltas!”, dijo posteriormente en una entrevista.

No participó en el Campeonato del Mundo de 2010 debido a las recomendaciones de los médicos. Pliúschenko aseguró que tiene planeado participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014 siempre y cuando la Federación Rusa de Patinaje Artístico le apoye económicamente.

En junio de 2010 la Unión Internacional de Patinaje sobre Hielo (ISU) suspendió a Pliúschenko de toda competencia internacional organizada por ellos. La prohibición estaba relacionada con la participación del patinador en competencias durante los meses de marzo y abril de ese año que no se habían acordado con la Federación Rusa de Patinaje Artístico (FFKKR), y con la decisión de no participar en el Campeonato del Mundo de Turín por razones médicas. La FFKKR informó de que “en todo este tiempo, a pesar de las infracciones de Pliúschenko, la FFKKR ha tratado más de una vez de evitar las sanciones contra el patinador. Sin embargo, a Pliúschenko le fue establecido un castigo ‘blando’, que no descarta la posibilidad de una futura rehabilitación, según la decisión del consejo de la ISU”.

No todo es hielo

Pliúschenko posee además el rango de teniente primero del Ejército ruso y es miembro del Club Deportivo del Ejército.

Además de patinar, hasta marzo de 2009 Pliúschenko fue diputado de la Asamblea Legislativa de San Petersburgo por la lista del partido Rusia Justa. Allí era miembro de la comisión de problemas sociales. En la sesión del Comité Olímpico Internacional en Guatemala, presentó la candidatura de Sochi para la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

En 2008 participó junto al cantante Dima Bilán y el violinista húngaro Edvin Marton en el Festival de la Canción de Eurovisión, donde se montó una pista de patinaje con hielo de plástico especialmente para Pliúschenko. Finalmente, la canción “Believe” de la representación rusa resultó ganadora del evento.

Rambler's Top100