El cuchillo de combate NR-40

El cuchillo de combate NR-40guns.ru

Sin duda el finka, "finlandesa", es el cuchillo con más leyenda de Rusia. Se decía de él incluso que no necesitaba ser afilado. Aunque conocido por este nombre en todo el país, su interés radica en el papel que tuvo bajo la denominación NR-40 (nozh razvédchika —cuchillo de explorador— modelo 1940) como cuchillo de combate reglamentario de las tropas especiales soviéticas (y de varios países del Pacto de Varsovia) entre 1940 y 1960.

¿Por qué se llama "finlandés"? Del puukko a la finka

Las tribus fino-ugrias que poblaron extensos territorios que iban desde Europa del Norte hasta Siberia Occidental y los montes Altái utilizaban un cuchillo denominado puukko. Según los arqueólogos, un tipo de cuchillo muy semejante a este estuvo muy extendido en la parte noreuropea de Rusia entre los siglos VIII–IX, actuales provincias rusas de Leningrado, Pskov, Nizhni Nóvgorod, Arjánguelsk y Vladímir.

Los vínculos culturales de eslavos y fino-ugrios y su convivencia, no siempre pacífica, en estos territorios generaron múltiples formas y tipos de cuchillos, cuyo diseño, estética y ergonomía reflejaban su papel polivalente, tanto en su uso cotidiano, como para la supervivencia en situaciones críticas. En otras palabras, los cuchillos fueron una herramienta universal, adaptada al máximo para los trabajos de pesca, caza y para la autodefensa.

En la primera mitad del siglo XX los cuchilleros de varias ciudades comenzaron a modificar la herramienta del humilde campesino y leñador finlandés, el puukko, para hacerla más útil para la lucha. Por ejemplo, alargaron la hoja, haciendo que el lomo bajara en ángulo en su camino hacia la punta (algo parecido al famoso cuchillo Bowie).

Cuando al cuchillo se le agregó una gran guarnición de forma ondulada —algo que no tenía el apacible "padre de la familia" finlandés— el resultado dejó de ser una simple herramienta multiusos para pasar a ser un arma blanca con pocos parecidos con su antecesor. Prácticamente solo su nombre, finka, revelaba ya su origen.

Un arma criminal

Esa transformación del cuchillo puukko en finka está estrechamente ligada a su uso criminal.

El abuelo de nuestro "héroe" NR-40, fue un cuchillo muy popular entre los criminales en las ciudades importantes del Imperio ruso y la Unión Soviética en la primera mitad del siglo XX (hasta la revolución de 1917 Finlandia formaba parte del Imperio ruso). Debido a su asociación con el crimen, el "cuchillo finlandés" fue prohibido en la Unión Soviética en los años treinta al igual que más adelante se prohibió en Occidente el cuchillo automático.

Sin embargo, en 1935 el arma blanca empezó a distribuirse con algunas modificaciones entre agentes del NKVD. El nuevo modelo salía de la fábrica Trud, situada la localidad de Vacha, provincia de Nizhni Nóvgorod, y estaba diseñado a partir del cuchillo sueco fabricado por Pontus Holmberg.

Pero en paralelo continuó su producción ilegal para uso criminal (paradójicamente efectuada, sobre todo, por reclusos en centros penitenciarios).  


Adopción por el Ejército

El interés del Ejército Rojo hacia los cuchillos de combate surgió durante la llamada Guerra de Invierno contra Finlandia en 1939–1940. Esta reveló una serie de deficiencias en la organización del Ejército soviético como, entre otras cosas, que la infantería carecía de un buen cuchillo de combate. El extendido uso de cuchillos por parte de las tropas finlandesas era prueba de su gran eficacia en operaciones especiales y escaramuzas.

Consecuentemente, en 1940 el Ejército soviético adoptó el NR-40, en esencia una versión producida en serie del cuchillo finlandés del criminal ruso.

Las características del cuchillo de combate adoptado en 1940 eran:

Longitud total: 263 mm
Longitud de la hoja: 152 mm
Máximo ancho de la hoja: 22 mm
Material de la hoja: acero U7 (análogo al acero alemán C 70W2)

Durante la guerra, la fabricación del NR-40 y NR-43 se llevó a cabo en varias fábricas, pero la mayor parte fue producida en la planta de herramientas de Zlatoust, en los Urales.

Uso en combate

El diseño del cuchillo gustó tanto a los soldados que, además de su producción en Zlatoust, su fabricación se organizó en varios pequeños talleres, incluso en talleres de reparación de diferentes unidades del Ejército, en detrimento de su calidad (como casi todo durante la guerra). Esta producción "a gran escala" es fácil de explicar: lo que hoy es un objeto de colección, para los soldados era una herramienta de primera necesidad que se utilizaba en condiciones de campaña para abrir latas, cortar madera, pan, carne, deshacerse de centinelas, etc. 

Posiblemente de esa fabricación provengan los comentarios actuales respecto de la baja calidad que tienen, una ensambladura muy desigual entre las piezas, marcas de acero poco firmes, etc.

Aunque este cuchillo era reglamentario para comandos especiales, exploradores militares y unidades armadas con pistolas-ametralladoras clase Shpaguin, era deseado por cualquier soldado. Y no solo por cualquier soldado… se conocen varios ejemplares que fueron regalados a generales.

El gran fama del NR-40 como arma de combate empezó a forjarse el veinticuatro de febrero de 1943 con la formación del décimo cuerpo de tanques compuesto por voluntarios de los Urales y dotado de armamento hecho en las fábricas de esta región, gracias al dinero de donaciones de habitantes locales de las provincias de Sverdlovsk (actual Ekaterimburgo), Chelyabinsk y Perm.

Por entonces, los obreros del taller de laminado N.° 3 de la planta de construcción de maquinaria de Zlatoust fabricaron y regalaron a los "suyos" 3355 cuchillos finlandeses con empuñadura negra. Más tarde, el cuerpo formó parte del 4.º ejército de tanques y entró en combate el veintisiete de julio de 1943 durante la batalla de Kursk. Muy pronto sus soldados se hicieron tristemente famosos para las tropas alemanas por su valentía. "Schwarzmesser Panzer-Division", así figuraba esta unidad en los partes militares alemanes.

El mismo cuchillo era de uso reglamentario en las tropas aerotransportadas y también muy valorado por los paracaidistas.

Entre 1939 y 1940 fue por primera vez descrita la experiencia de uso en combate de cuchillos finlandeses, descripción que más adelante se incorporó al manual de uso restringido de "sambo de combate" en un apartado especial llamado "métodos de combate con cuchillo corto tipo finlandés o noruego".

Una técnica de combate cuerpo a cuerpo con este cuchillo fue publicado en el libro redactado por Nikolái Simkin, Combate cuerpo a cuerpo, publicado en 1944, de uso también restringido.

Pero lo importante para los rusos es que esta arma ha sido respetada y valorada por los soldados durante varias décadas. Arma que se valora nunca es mala.

Rambler's Top100