Sviatki

SviatkiRIA / Iván Rudnev

LasSviatki es la versión ortodoxa de las Pascuas católicas, pero tienen sus propias peculiaridades. En la ortodoxia consisten en doce días de fiesta entre la Navidad (el 7 de enero) y el Bautismo del Señor (el 19 de enero), mientras que en el cristianismo católico a las Pascuas les corresponden doce días navideños, que duran del mediodía del 25 de diciembre hasta la mañana del 6 de enero, la Epifanía.

A menudo también las Sviatki se llaman las "noches santas", quizá por celebrarse en honor a los acontecimientos de la Navidad y el Bautismo del Señor, que tuvieron lugar de noche o por la tarde. La fiesta dura tanto tiempo no a causa de alguna característica especial o de la naturaleza del alma rusa, sino porque conserva las tradiciones procedentes de los ritos más antiguos de los antepasados eslavos.

Se distinguen dos tradiciones en la celebración de las Sviatki: la ortodoxa y la pagana.

Antes de la adopción del cristianismo, las Sviatki se llamaban “la fiesta de Sviatovit” (uno de los nombres del dios supremo del cielo del paganismo eslavo). Según algunas fuentes esta palabra proviene del eslavo antiguo "sviatki", que significaba “las almas de los antepasados”. Los ritos de las Pascuas en la antigüedad estaban centrados en las adivinaciones para predecir el futuro de felicidad personal, los cantos, los juegos y los disfraces.

En este mismo periodo se celebraba la fiesta de Koliada (el día del solsticio de invierno), cuando por la noche se encendían hogueras y se bailaba alrededor de ellas. La gente solía disfrazarse para atraer una buena cosecha para el próximo año. El disfraz era el símbolo de la renovación de la naturaleza.

Existe una tradición de las Koliadki que se ha conservado hasta nuestros días. La palabra original rusa “koliadki” da nombre a las canciones eslavas, las felicitaciones satíricas que se cantan durante la Nochebuena y las Sviatki. La tradición de koliada es el rito de recorrer las calles de casa en casa con felicitaciones y canciones. Se sabe que en este rito participó hasta el emperador ruso Pedro el Grande, que castigaba a los que se negaban a participar en la fiesta.

En las Pascuas participa toda la población, tanto los jóvenes como los viejos. Pero es sobre todo una fiesta de la juventud: los juegos, canciones, visitas a las casas, reuniones y adivinaciones creaban la atmósfera inconfundible de la alegría de las Sviatki, las Pascuas de Navidad.

Como en muchos países cristianos, la tradición de celebrar el día del solsticio fue sustituida por las fiestas navideñas. La Iglesia convenció a muchos de que algunos ritos de Sviatki eran pecaminosos. En particular, eso sucedió cuando se advirtió del peligro de las adivinaciones a los ortodoxos. A los que no obedecían y no dejaban de practicar tales ritos se los solía excomulgar.

La alegría traviesa, las adivinaciones, el disfraz, el libertinaje de la fiesta, todo esto eran graves pecados de estos días desde el punto de vista ortodoxo. Para limpiarse, lavar estos pecados, todos los participantes de los entretenimientos de las Pascuas de navidad se bañaban obligatoriamente en el pozo durante la noche del Bautismo.

Rambler's Top100