Natación sincronizada

Natación sincronizadaRIA Novosti / Alexandr Vilf

Aunque ya en los tiempos de la antigua Grecia y Roma eran muy populares las fiestas de nadadores durante las que los jóvenes hacían rondas y formaban corros bajo el agua, se considera que las premisas de la natación sincronizada como modalidad deportiva aparecieron a finales del siglo XIX.

En 1892 en Inglaterra se formó un grupo de nadadores que realizaban bajo el agua diferentes figuras. En la etapa inicial este tipo de deporte se llamaba “natación artística”.

A principios del siglo XX en Francia se creó un club denominado “Gaviota” que cumplió un importante papel en la popularización de esta modalidad deportiva, entonces “artística”.

En 1907 Annette Kellerman, campeona de Australia de natación, conquistó a todos los espectadores mostrando “bailes en el agua” en Nueva York. Hacia los años 30 el espectáculo obtuvo una gran difusión en diferentes países de Europa y América del Norte.

En 1952 en el campeonato de Francia de natación artística las actuaciones se celebraron por primera vez con música, y el mismo año durante los XV Juegos Olímpicos de Helsinki tuvieron lugar actuaciones de exhibición de esta modalidad, realizadas por deportistas estadounidenses. Su éxito contribuyó al reconocimiento oficial de deporte que desde entonces recibe el nombre de “natación sincronizada”.

En 1958 en Ámsterdam tuvieron lugar las primeras competiciones internacionales de natación sincronizada en las que participaron deportistas de 9 países, mientras que en 1973, junto con los representantes de otros tipos de deportes acuáticos como natación, saltos o waterpolo, los maestros de la natación sincronizada por primera vez participaron en un campeonato mundial.

Es a partir de 1984 cuando esta disciplina se admite en el programa de los Juegos Olímpicos. En las Olimpiadas de 1988 y 1992 las deportistas competían individualmente y en parejas. Mientras que en los Juegos de Atlanta de 1996 el programa de las competiciones olímpicas de natación sincronizada sufrió cambios significativos al quedar fuera de competición las modalidades individuales y por pareja y entrar en su lugar los ejercicios en grupo.

De este modo en los Juegos Olímpicos en Atlanta la lucha fue solo por un podio. En los equipos que representaban los países participantes en estas competiciones había 10 deportistas. Las medallas de oro fueron para EE. UU.; de plata, para las canadienses; y las de bronce, para el equipo de Japón. A partir de las Olimpiadas de 2000 empezaron a estar en juego dos tipos de condecoraciones: las medallas para la competición en pareja y las medallas para los equipos.

La hegemonía de las rusas en las competiciones internacionales comenzó en el campeonato de 1998 en Perth (Australia). Sorprendentemente para todos, el equipo de Rusia ganó en los 3 tipos de modalidad. Olga Sedokova ganó en la individual y se llevó el oro en el dúo junto a Olga Brusníkina. Además la selección rusa conquistó el primer puesto en los ejercicios de grupo.

En los siguientes dos encuentros mundiales de 2001 en Japón y de 2003 en España, la selección nacional rusa ganó en 2 de las 3 disciplinas.

En Fukuoka (Japón) Olga Brusníkina alcanzó el primer puesto en la actuación individual; el mismo resultado lo obtuvo el equipo ruso en los ejercicios de grupo. Mientras tanto Anastasía Davýdova y Anastasía Yermakova resultaron segundas al conseguir el oro la pareja japonesa. En dos años el dúo ruso subió a lo más algo del podio y las jóvenes deportistas no tenían quienes les hicieran competencia, aunque en el programa individual Anastasía Yermakova perdió ante Virginia Didieu.

En 2005 en Melbourne la distribución de medallas fue prácticamente igual, pero la plata que ganó Rusia en la actuación individual la obtuvo Natalia Íshchenko.

A partir de 2007 en los campeonatos del mundo de deportes de agua empezaron a contarse por separado los resultados de la actuación técnica y la actuación libre en todas las modalidad, además se introdujo una nueva modalidad: el combinado libre (o el combo).

La selección rusa es la actual campeona del mundo en todas las disciplinas, excepto en el combinado libre. En 2009 Natalia Íschenko ganó el programa solo individual y técnica, Svetlana Romáshina, primero a dúo con Anastasía Davýdova, ganó el programa técnico por parejas, y luego con Natalia Íschenko, se llevó el campeonato libre. El equipo ruso también ganó el oro en los ejercicios de grupo.

En las Olimpiadas no hay nadie que pueda equipararse con Rusia en este deporte desde 2000, cuando se alcanzó el oro en la competición por equipos y Olga Brusníkina y María Kiseliova ganaron el primer puesto en la modalidad por parejas. En 2004 en Atenas y en 2008 en Pekín no hubo rivales para Davýdova ni Yermakova, ni en parejas ni en equipos.

Desde 1981 el equipo soviético y posteriormente el ruso de natación sincronizada es entrenado por Tatiana Pokróvskaya.

Rambler's Top100