Historia del rublo ruso

Historia del rublo rusoRT

Historia de la moneda rusa

La moneda rusa sufrió muchos cambios antes de llegar a su forma actual.

La aparición del dinero en Rusia está vinculada a la actividad comercial del antiguo Estado con Roma, Oriente Próximo y con Europa. En las transacciones de la época se utilizaban monedas extranjeras tales como denarios, dracmas, etc. y durante los tiempos de la Horda de Oro se utilizaban monedas de los conquistadores tártaros.

Las primeras monedas que aparecieron en Rusia, las cunas (nombre ruso del dírham árabe), se utilizaron en Nóvgorod en los siglos VIII y IX.

El primer rublo ruso fue un fragmento de plata con un peso de 200 gramos puesto en circulación en el siglo XIII. Este metal se presentaba en diferentes formas, como barras, varillas, etc., que se cortaban para conseguir piezas más pequeñas (de ahí procede la palabra “rublo”, del verbo rubit, “cortar”) y que con el tiempo terminaron convirtiéndose en piezas acuñadas.

En el siglo XVI, por iniciativa de Yelena Glínskaya, madre del zar Iván IV, el Terrible, se emprendió la primera regularización del rublo, que implantó la moneda de forma definitiva.

Durante casi tres siglos convivió con otras unidades monetarias como el dengá o la polushka pero con el tiempo fue abriéndose camino y las restantes monedas desaparecieron, algunas dejando su nombre para la denominación coloquial de ciertas fracciones de rublo. Así, durante el reinado de Nicolás II, último zar de Rusia, la polushka equivalía a un cuarto de kopek (en ruso kopeika, la centésima parte del rublo actual) y medio rublo recibía el nombre de poltínnik.

En el siglo XVII se emitieron las primeras monedas de plata —yefimki— en las que por primera vez figuraba la inscripción "rublo".

La acuñación regular de rublos de plata comenzó en 1704, durante la reforma financiera de Pedro I, el Grande. La medida puso también en circulación monedas de oro denominadas chervónets con la misma masa (3,47g) y aleación (.986) que el ducado húngaro, que circulaba en Rusia desde el siglo XV. Los chervónetsy estuvieron en curso hasta 1757, cuando los desplazó el rublo de oro (con menor aleación), aunque su nombre se recuperó durante los años soviéticos para designar comúnmente las monedas de oro de diez rublos.

Catalina II, la Grande, introdujo en 1769 el primer papel moneda, que circuló hasta 1843. La necesidad de la medida se explica por la simplicidad de transporte del dinero de papel.

Bajo el mandato del emperador Nicolás I, el rublo de plata con el contenido de plata fijo y especificado fue declarado unidad monetaria e instrumento principal de pago. Los billetes debían convertirse en instrumento suplementario de pago.

El paso siguiente era adaptar los billetes a la nueva normativa. Los certificados de plata eran instrumentos populares de pago y debían estar respaldados parcialmente por reservas de plata.

Más tarde, con Nicolás II, el ministro de Finanzas, Serguéi Vitte (o "Witte"), continuó efectuando reformas con el objetivo de establecer un estándar: el  rublo de oro. El primer paso de las reformas vino en 1895, cuando se autorizó la firma de contratos basados en oro. Una de las últimas medidas de dichas reformas se tomó en agosto de 1897 con la adopción de la nueva ley que reguló la emisión de papel moneda en rublos y estableció los principios del patrón oro en Rusia.

A pesar de las reformas, innovaciones y demás caminos por los que evolucionó el rublo, la divisa apenas perdió valor hasta la Revolución Rusa de 1917. Pero desde ese año la moneda fue perdiendo progresivamente valor en el mercado internacional hasta que en 1958 el líder de la Unión Soviética Nikita Jruschov estableció un cambio oficial y permanente de 1,5 dólares estadounidenses por rublo. Este cambio permaneció hasta el comienzo de la perestroika, que exigió una nueva devaluación: el rublo pasó a valer una décima parte su valor anterior a 1990.

Evolución del rublo en la Unión Soviética

1947

Durante el proceso de descomposición de la URSS se modificó el diseño de la divisa soviética. Los primeros pasos en esta dirección se dieron en 1991, cuando el Gosbank (el Banco Central de la Unión Soviética) puso en circulación nuevos billetes y monedas, que seguirían emitiéndose por el Banco de Rusia en 1992. Ese mismo año el Banco de Rusia emitió sus primeros billetes de rublos rusos con un valor nominal de 5000 y 10 000 rublos.

En 1993 se realizó una nueva reforma, que, junto con la emisión de nuevos billetes, pondría fin a la circulación de los modelos soviéticos.

En 1998 fue efectuada una importante revalorización por la que el valor de 1000 rublos pasó a expresarse con un rublo (revalorización de coeficiente 1000:1)

Actualmente en las monedas de rublos está representado el emblema del Banco de Rusia, un águila bicéfala, y en las monedas de kopeks figura San Jorge y el dragón, igual que en las primeras monedas que se acuñaron en rublos.

Las monedas de 1 y 5 kopeks tienen actualmente poco uso y se plantea dejar de acuñarlas o utilizar aleaciones más baratas. El costo de producir una moneda de 1 kopek rondaba los 30 kopeks en abril de 2008.

Hoy existen en circulación billetes de 5, 10, 50, 100, 500, 1000 y 5000 rublos. En moneda existen emisiones de 1, 2, 5 y 10 rublos y de 1, 5, 10 y 50 kopeks.

Rambler's Top100